El mantener una buena imágen en el ámbito laboral,  no significa que siempre debamos vestir de manera formal, podemos ser un poco informales pero con buen gusto, de manera que nuestra apariencia eleve la confianza  de quien nos verá, y a la vez, nos simatos bien, cómodos( y con un alta autoestima.

Asimismo, debemos tomar en cuenta el lugar y a quienes veremos, así como, la tarea que desempeñemos. Les compartimos que, la vestimenta ideal surge del análisis de cuatro factores:

a) La empresa para la que se trabaja

b) Su cultura colaborativa

c) Las personas con las que se interactúa

d) Las circunstancias del momento

Lo importante aquí es forjar una buena imagen personal, ya que refleja nuestra personalidad, recuerden nuevamente que «Como te ven, Te tratan».

MF,RP

No comments so far.

Deja un comentario