HABLEMOS DE VINOS!

QUIZÁ NO SEPAMOS MUCHO DE VINOS, PERO NOS AGRADA DEGUSTARLOS, POR LO QUE AQUÍ TE COMPARTO ALGUNAS SUGERENCIAS:

La frase dice «escogiendo el vino se armó el lío». Para evitarte más problemas a la hora de seleccionar la bebida ideal según la ocasión, te mostramos una selección de vinos. Puede ser en un tarde de playa o en invierno.imagen-de-tres-copas-de-diversos-vinos imagen-de-una-copa-de-vino-tinto

  • Un atardecer en el mar

Puedes estar navegando en un velero en el mar o en un relajado atardecer en la playa. Un refrescante vino blanco con sabor frutado y suave aroma es perfecto. El vino debe preservar un ligero sabor salado y una fragancia sutil. Verifica que sea un vino sin barricas.

  • Un domingo en el campo

Un día de campo, rodeado de arbustos, hierba y flores es perfecto para un vino blanco de textura ágil y fragancia fuerte. La bebida debe tener un olor frutado. Procure servir en copas de cristal y largas. Evite que se caliente. 

  • Un día de parrilla

Para un día de carnes asadas a la parrilla te sugerimos un Cabernet Sauvignon o un Malbec. Gran cuerpo y textura para combinar el sabor de la carne. Sin embargo, estos vinos solo debes comerlos con carne. Si comes carne con una ensalada y salsa (como chimichurri) puede beber un Sauvignon Blanc o un Chardonnay.

  • Una conversación con aperitivos

Un aperitivo y vino perfecto para una compañía ideal. En una tarde o noche fresca puedes tomar un excelente vino. Si elegiste olivas, papas gratinadas con hierbas finas y berberechos salteado en aceite de oliva, puedes tomar un vino fortificado.

  • Una visita sorpresa

Llegó un amigo entrañable o tus hermanos decidieron pasar por casa. ¿Qué vino podemos tomar?, te preguntas. No te rompas la cabeza. Si tienes mucha confianza con la persona , te recomendamos un tinto con aromas. Si son amigos eventuales, un vino blanco equilibrado y sin sabores ácidos es perfecto.

  • Celebrando un cumpleaños en el trabajo

Hoy celebran el cumpleaños de un colega. Algunos llevan un tarta o un cheesecake. Tu tienes la posibilidad de invitar un vino. La pregunta del millón: ¿Qué vino compro? Te sugerimos los mostos espumosos y aromáticos. Combinan muy bien con postres.

  • Para una tarde de verano

Estás en casa y hace mucha calor. Llegaste del trabajo, no comiste nada y te provoca un vino. Entonces, te recomendamos un vino espumoso rosé para pasarla bien. Si pones música, te relajarás. 

  • En un noche de invierno

La recomendación perfecta: un vino tinto de textura robusta y fuerte. Ideal para tomarlo mientras lees un libro o miras una película.

  • Vino para tomarlo con alguien que cumplió 18 años

Si organizas una fiesta y tienes un invitado que acaba de cumplir 18 años, te sugerimos invitarle un vino. Pero, ¿qué vino? Puedes servir un chardonnay. Si consigues un chardonnay cremoso, mejor. Creo que estás formando un futuro amante de los vinos. 

  • Vino para el clásico bebedor de cerveza

Si tienes un hermano amante de la cerveza y quieres iniciarlo en el fabuloso universo del vino, te sugerimos que le invites una copa Merlot. Enséñale que la vida no solo se resume con la bebida rubia y espumosa. También existen un suculento vino.