Que es hablar en público, para que? y como?

en

Hablar en público, es un arte con elocuencia, es una disciplina del género literario en cuanto a procesos comunicativos de refiere, como conferencias, charlas, discursos, sermones, exposiciones, narraciones, etc.

Al dirigirnos a un público, debemos tener la capacidad de hacer comprender, expresarte en forma fluida, elegante y persuasiva; muchas de estas charlas son para ventas por lo que también hay que tener la habilidad de convencer. Persuadir a un público para que compre o tome decisiones importantes.

Muchas personas piensan que es una actividad desagradable y cuanto mayor sea la importancia del evento, peor el miedo. Sin embargo, como emprendedor, deberás enfrentarte constantemente a este miedo, ya que la mejor manera de comunicarse directamente ante  tu equipo, socios, clientes, posibles inversionistas o hasta tu familia y amigos, es hablando ante ellos.

Si pretendes platicar alguna anécdota o experiencia, y entre tu público o grupo se encuentra un chistoso que su mala intención es hacerte quedar en ridículo, expresando que ya habías platicado el mismo tema con él o anteriormente, dirige tu mirada a la persona o personas que te está poniendo atención, ignorando al chistoso que no valora tu interés y atención al tema para quienes te rodean.

Hablar en público en realidad no es tan difícil. No es otra cosa que conversar, y eso lo haces prácticamente todo el tiempo. El misterio desaparece una vez que se ha aprendido cómo hacerlo.

Exprésate con sencillez, La gente que te escuche captará una o dos de las principales ideas.Si no puedes expresar en un par de enunciados el punto que propones comunicar, entonces tu idea del tema no está bien definida. 

Organízate, Sea larga o corta tu comunicación, es importante ordenar los elementos de la misma para que el tema sea consecutivo. Si vas a exponer un tema, debe incluir una introducción con los puntos principales del mismo. A veces, una buena forma de comenzar resulta ser la frase final. Una vez que sabes a dónde te diriges, puedes escoger el camino que más te plazca para llegar allí. Es decisivo tener un final poderoso y contundente, pues en la mayoría de los casos es lo que la gente mejor recuerda.

 Sé breve, La duración de los números en los espectáculos de variedades y entretenimiento suelen ser como máximo de 12 a 15 minutos. Si eventos como estos no logran entretener al público por más tiempo, ¿qué te hace pensar que tú sí podrás al exponer un tema? Evita los discursos demasiado largos y rolleros. 

Sé sincero. Si tratas de ser distinto a cómo eres (poco natural), probablemente no vas a convencer a nadie. Si la información que pretendes transmitir no te despierta un verdadero interés, tampoco lo despertará en los demás.

Si tomas la palabra es porque has tenido una experiencia que los oyentes desconocen; compártela con ellos. Trata de que sientan lo mismo que tú sentiste: una profunda emoción, o indiferencia; miedo, o tristeza; fastidio, o perplejidad.

Cuando el público se haya puesto atento, establece contacto visual. Escoge tres caras amigables: una a la derecha, una a la izquierda, y una al centro. Dirígete entonces a una, luego a otra, y así lograrás abarcar a todo el auditorio.

No leas, de preferencia habla. Leer ante un auditorio no resulta tan eficaz como hablar directamente y con el corazón; la expresión espontánea quizá no sea tan pulida, pero definitivamente es mejor.

No es recomendable redactar discursos, pero sí lo es llevar notas para recordar lo que quieres decir, y saber en qué parte va uno. Una buena idea es hacer bullets con los puntos principales o con datos importantes que quieras dar a conocer.

Relájate, Cuando estamos sometidos a tensión nerviosa, a menudo olvidamos cómo respirar correctamente. Toda persona que acostumbra presentarse o actuar en público conoce la importancia de la respiración. Hazlo en forma natural y relajada!